13.9.18

Piercing daith. ¿Funciona?


El Daith es un piercing que se ha puesto muy de moda durante el último año, estéticamente es muy bonito y versátil, puedes colocarte una banana o un aro de todas las formas y tamaños, pero no es esa la razón principal por la que se ha hecho famoso... Sino porque, supuestamente, "cura" las migrañas.

He dudado sobre escribir este post o no, en parte, porque como profesional sanitaria soy plenamente consciente de que no hay que darle voz a bulos ni a soluciones milagrosas que juegan con la salud de las personas. Por otro lado,  también he sido paciente y sentir dolor desespera. Es así.

Entre las teorías que se barajan para su funcionamiento, se encuentra la del efecto placebo. El efecto placebo NO implica que el dolor de la persona sea imaginario o fingido. Simplemente, la creencia de que un tratamiento funcionará puede ser suficiente para activar el sistema endógeno de analgesia; sistema que tiene nuestro cerebro  para colaborar en la disminución del dolor y protegernos ante él. Como dato curioso, este sistema se activa también en situaciones de alarma o estrés, de ahí que, por ejemplo, en un accidente, no notemos el dolor de las heridas inmediatamente.

Otras teorías señalan hacia la acupuntura;  partiremos de la base de que el punto de acupuntura donde se coloca dicha perforación no tiene nada que ver con el dolor, el cerebro, o la cabeza, sino con el sistema digestivo... ¡Pues ya empezamos mal!. ¿O no?. Hay estudios* que afirman que problemas digestivos se relacionan con migrañas y jaquecas. Aun así, esta relación debería determinarla un médico, nunca un piercing. 

Pero, hablando de estudios, no hay ningún, repito, NINGÚN estudio a día de hoy que confirme que dicho piercing ayude en las migrañas. El único estudio que he encontrado* era un caso clínico con resultado positivo. Dentro de los estudios de investigación sanitaria, un caso clínico no es precisamente el que más evidencia científica posee, ya que el caso de una sola persona no puede extrapolarse a un grupo de población. No he encontrado ningún ensayo clínico ni ninguna revisión sistemática. 
Y volviendo al tema de la acupuntura, no olvidemos que se encuentra en la lista negra de la Asociación para proteger al Enfermo de Terapias Pseudocientificas

Dejando claro que no hay evidencia científica ninguna para este piercing, y que si padecéis migrañas lo primero que debéis hacer es buscar ayuda en vuestro centro médico, ir al neurólogo y pasar por las pruebas que sean necesarias. Paso a contaros mi experiencia personal, que no es, bajo ningún concepto, extrapolable a la de otras personas.

Mi experiencia con las migrañas
Mis migrañas comenzaron alrededor de los 18 años, generalmente eran con aura, acompañadas de fotosensibilidad, rigidez de nuca, y por supuesto, dolor constante. Me obligaban a quedarme en cama e ir a mi centro de salud más cercano, donde me inyectaban todo tipo de calmantes que no me calmaban. Como si me inyectaran agua, oiga. De ahí pasé a las visitas del neurólogo, donde los fármacos específicos que me recetó me quitaron la migraña... y me dieron mareos, nauseas, escalofríos... Las gallinas que entraban por las que salían. 
Afortunadamente, mis "crisis" no eran constantes, sucedían una vez cada 2 meses o durante un mes entero, pero luego remitía al mes siguiente. Conozco personas cuyas migrañas aparecen cada 2 semanas, por eso no considero mi caso "de los peores". Aunque no le deseo a nadie que pase por ello, independientemente de la frecuencia de la migraña.

Mi experiencia con el piercing.
Saltamos en el tiempo hasta el verano de 2017. Harta de pasar un verano horrible en el que no hubo un día en que no sintiera dolor,  (fueron 2 meses de jaqueca que evolucionaba a migraña y de nuevo volvía a jaqueca en un circulo vicioso) en diciembre del año pasado decidí hacerme el dichoso piercing. Bajo la experiencia de una amiga, a la que, por cierto, no le funcionó para las migrañas. Pero era un pendiente que me encantaba estéticamente, era barato, y si no funcionaba, no perdía absolutamente nada. Los riesgos que implica son los de cualquier otra perforación.
¿Los resultados?: Llevo 9 meses sin migraña. Si que he tenido alguna jaqueca, pero no incapacitante.

Ahora bien, ¿ha sido efecto del piercing?. Los desencadenantes de mis migrañas eran el estres, el clima... Ay, el clima. Cierzo - el equivalente al tramontana Catalán -, calor extremo, cambios de temperatura muy bruscos de un día para otro... Un caldo de cultivo para mis migrañas. Sin embargo, la puesta del piercing ha coincidido con mi estancia en Alicante, donde el clima es constante y agradable. Mi miedo era que al volver a Zaragoza, la migraña se desencadenara, pero no ha sido así. He vuelto y la migraña no, ergo la hipótesis del clima cae por su propio peso.
¿Podría ser efecto placebo? Hay investigadores que afirman que si sabes que es un placebo, ya no funciona, por el contrario, otros señalan que en personas a las que se les ha informado del funcionamiento del efecto placebo psicológicamente, han continuado sintiéndolo.

Curación y cuidados del piercing.
El piercing se coloca en un cartílago que se encuentra en la parte interior del pabellón auricular, lo cual es una ventaja, puesto que una vez realizado, no se engancha ni roza con absolutamente nada (pelo, sabanas...). Si lleváis piercings en la parte exterior de la oreja, sabéis de sobra lo incómodo que resultan los enganchones y lo que dificultan la curación.

Ahora bien, ¿la desventaja?... Que la perforación se realiza en un cartílago grueso, ergo, la cicatrización es muy lenta... ¡Tarda más de un año!.  En realidad, cualquier piercing que os hagáis en el cartílago de la oreja va a ser de cicatrización lenta. Esto implica que tenéis que ser muy responsables con sus cuidados, porque sino, os aseguraís la infección e incorrecta cicatrización. 

En el estudio donde me lo hice, me recomendaron curarlo 2 veces al día durante 2 meses. Primero, retirando bien la suciedad con suero y un algodoncito, posteriormente aplicando un spray de clorhexidina. Bajo ningún concepto debéis aplicar betadine, alcohol, o agua oxigenada a una perforación, la mayoría  solo necesitan ser bien lavadas con suero y listo. Haced caso siempre a las indicaciones del profesional que la ha realizado. 
Tal y como me indicaron, realicé las curas durante 2 meses, pero aun así, todavía estaba sin cicatrizar, así que tuve que curarlo alrededor de un mes más. A parte de eso, ha cicatrizado perfectamente y sin molestias, al 3º día de hacérmelo pasó la inflamación y ni siquiera lo notaba.

En cuanto a cambiar el piercing quirúrgico por una pieza bonita... En muchos estudios colocan directamente la pieza bonita, de esta forma, no tienes que tocar para nada la pieza y dejas que cicatrice tranquilamente durante un año. Si os colocan la pieza quirúrgica como fue mi caso, debéis esperar de 4 a 6 meses para poner la definitiva. El cambio de pieza puede provocar un poco de herida, por lo que habrá que hacer, de nuevo, curas durante un par de semanas para asegurarnos de que no hay problemas. 
Mi recomendación sería que, a ser posible, os colocaran directamente el pendiente definitivo, si el material es titanio quirúrgico, aun mejor - el titanio quirúrgico repele las bacterias y evita el rechazo -. Desafortunadamente muy pocos estudios trabajan con este material, aunque se esta introduciendo poco a poco. Las piezas que yo he llevado son de acero quirúrgico y no me han dado ningún problema. 

En conclusión, este "método para las migrañas" no deja de ser un piercing. ¿Quién no lleva un piercing hoy en día?. A pesar de ello, tened mucho cuidado con los métodos pseudocientificos, ya que los riesgos de este en concreto son mínimos, pero otros pueden conllevar riesgos graves para la salud. Y recordad, a pesar del aluvión de testimonios de personas a las que les ha funcionado positivamente, hay otras tantas a las que no les ha funcionado, es una loteria, y el piercing NO tiene EVIDENCIA científica a día de hoy.


Estudios:

9 comentarios :

  1. Le acabo de pasar el enlace a una amiga que tiene migrañas, pensando que no se lo había hecho, y resulta que sí... es que tiene tantos piercings... Aun así es lo que dices, es un piercing bonito y si encima te quita la migraña, pues guay. A mi ese en concreto no me gusta, pero sin duda es una entrada explicativa muy completa.
    ¡Un besín!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias! Mi intención era precisamente esa: contarlo todo. Tanto el proceso de curación (para aquellas personas que quieran hacérselo pero que no se hayan hecho ningún piercing) como la parte más "científica" y mi experiencia claro. Pero me temía una entrada kilométrica y quizá no interesante para aquellas personas que no sufran migrañas. Aun así quería publicarla.
      La verdad es que las que tenemos migraña es raro que no nos hayamos planteado hacerlo si no lo llevamos ya, a mi hasta gente que no me conocía de nada me ha visto el piercing y ha venido a preguntarme si era el de las migrañas.
      ¡Un beso!

      Eliminar
  2. Llevo con migrañas desde que iba al colegio y no hay nada que me calme. Pensé que era el tiempo loco de Zaragoza pero al irme de allí, seguían las migrañas.
    He pensado muchísimas veces en hacerme ese piercing y no sabía si atreverme, pero después de leerte creo que me atreveré. Si funciona, de maravilla, y si no, queda precioso ✨

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi caso si que es cierto que los primeros meses al ir a Alicante note mejoría, así que si que en parte el clima en general influye, sobretodo los cambios bruscos. Si que tengo más dolores de cabeza en Zgz, pero es que, todo mi entorno los tiene - mis padres, amigas...- y es por el clima tan cambiante, el aire también da dolor de cabeza. Nada que no se solucione con un calmante normal, migraña si que no he vuelto a tener.

      Me alegro mucho de haberte podido ayudar. Como bien dices, es justo lo que yo pensé en su momento: si no funciona, pues por lo menos es bonito. Y si no quieres llevarlo, te lo quitas, el agujero se cierra y listo. Si vuelves por Zaragoza y necesitas que te recomiende algún estudio para hacértelo o cualquier duda, tengo los DM de twitter e insta abiertos <3.
      ¡Un beso!

      Eliminar
  3. Yo no padezco migrañas como tal (toco madera) pero sí que tengo dolores de cabeza de vez en cuando (a veces he llegado al tema fotosensible, pero nada grave); anyway me parece un piercing MUY bonito y quizás me lo planteé después de esta entrada (que, por cierto, FELICIDADES porque es súper completa e interesante). ¡Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como comento en el post, la verdad es que a mi también me encanta el piercing en sí, creo que queda super bonito, puedes ponerle lo que quieras (hay aros de mil maneras y si no, bananas) y es muy discreto, en general la gente no te lo suele ver.
      Eso sí, hay que tener paciencia para curarlo y ser responsable, porque cuando llevas ya 1 mes te da una pereza increíble seguir haciendo curas, pero hay que seguir haciéndolas aunque lo lleves perfecto... Porque si lo dejas antes de tiempo, de un día para otro se puede poner mal.
      Muchísimas gracias por tus palabras y por pasarte <3

      Eliminar
  4. Tengo que decir que a día de hoy es la entrada más sincera y más útil que he leído sobre el tema. Yo llevo un mes o así pensándolo, no sé si al final caerá.

    ResponderEliminar
  5. Yo no tengo migrañas, así que me quedo más con la parte de cuidados del piercing porque me parece bonito. Y oye, si puede ayudar a quien tenga migrañas, pues mejor. Me gusta cómo has planteado la entrada, dejando claro que no hay estudios que demuestren su efectividad pero que hay casos en los que parece funcionar (aunque sea por efecto placebo)

    ResponderEliminar
  6. Nunca he padecido migrañas así que no me puedo imaginar lo desesperante que puede llegar a ser.
    Me ha encantado esta entrada, la forma de contárnoslo todo, súper completa y exhaustiva dejando siempre claro que esto no es un remedio real demostrado, con sus fuentes y todo. Vaya trabajazo.

    Soy un poco miedosa de las agujas, me encantan los piercings y tatuajes pero no me he atrevido nunca a hacerme ninguno (aunque las ganas no me faltan) Lo que más pereza me da de los piercings es su proceso de curación... llevo un segundo agujero en mi oreja (no lo considero piercing, la verdad) y recuerdo la curación como terrible y lo que más me dolió, el darle vueltas cada noche mientras echaba el suero, el dolor al dormir, lo horribe que era el piercing que me pusieron (fue en una farmacia con una pistola de esas).

    Ahora ya curado me encanta pero me da pereza volver a pasar por lo mismo aunque, leñe, queda tan bien el daith.

    En cualquier caso, me alegro muchísimo que te haya funcionado y que nos lo hayas contado todo de una forma tan clara y sincera.

    ¡un besito!

    ResponderEliminar

Design: SA